Aunque se han publicado previamente varios estudios acerca de los efectos anti-inflamatorios de la leche materna y su poder curativo cuando se utiliza de forma tópica en heridas, en este artículo publicado en el International Journal of Dermatology se presenta el  primer ensayo clínico aleatorizado que compara su utilización frente a otros tratamientos (hidrocortisona al 1% pomada) en el eccema atópico.

Sobre una muestra de 100 niños menores de 20 meses diagnosticados de dermatitis atópica moderada-severa se distribuyeron dos grupos de tratamiento de forma aleatorizada. Ambos grupos tenían las mismas características en cuanto a gravedad y extensión de la dermatitis, edad y otras características. En un grupo se indicó utilizar una capa fina de hidrocortisona 1% dos veces al día y en el otro leche materna también dos veces al día en el área afectada. En ambos se dieron además instrucciones generales sobre el cuidado de la dermatitis.

Se realizó una evaluación clínica midiendo la severidad con el índice de gravedad SCORAD y el PO-SCORAD los días 1, 7, 14 y 21 del tratamiento. El investigador desconocía la intervención utilizada.

No hubo diferencias significativas en la evolución entre ambos grupos, pero sí una mejoría en ambos respecto al inicio con una frecuencia de curación del 81.5%  en el grupo de la leche materna y del 76% en el grupo de hidrocortisona en el día 21.

Los resultados del presente estudio sugieren que la leche materna utilizada de forma tópica mejora la dermatitis atópica con los mismos resultados que la hidrocortisona al 1% en pomada.

Por lo tanto puede recomendarse su uso debido a su bajo coste, su accesibilidad y a la ausencia de efectos secundarios.

Fuente: AEPED

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies